Crónicas de la India (Ep. Final)

Queridos amigos, finalmente nuestro viaje llega a su fin, manana tomaremos el avion de Kochi a Bombay, para el 11 x lamanana intentar volar de regreso a Alemania-Palma. El viaje esta agonizando y nosotros, por un lado estamos contentos de volver a casa, estamos muy cansados de tanto ajetreo (no hemos dado tregua a India en todo este tiempo) y hechamos de menos la isla, los amigos, etc. ademas yo estoy tan ansiosa de continuar mi viaje a mi hogar, con la misma intensidad con la que mi familia me espera. Pero por otro lado dejo este pais con nostalgia, con saldo pendiente de todo lo que no he conocido, no he persivido, no he vivido ni descubuerto con todos mis sentidos, y como dice mi tia Patty y «con la intensidad de mi corazon». India es un pais alusinante, maravilloso, indescriptible en muchos aspectos, un pais que te marca y te obliga a visitar tu interior, es como un espejo de todas las virtudes y miserias del ser humano, y por anadidura, de uno mismo.

Al dejar Mysore, nuestro proximo destino fueron unos asentamientos de refugiados tibetanos, que muy para nuestra sorpresa, era el sitio con la mejor infraestructura, limpieza y hermosura que habiamos visto hasta el momento. Un lugar que debordaba paz a borbotones, principalmente por su gente, que estan consideradas como las personas mas amables del planeta, 6500 personas de las cuales 3000 son monjes. Esccuelas a por doquier, templos, monasterios, tranquilidad, anonimato, con Hacchi nos sentiamos invisibles…nadie que nos quisiera vender nada, ni nos invadiera a preguntas, nisiquiera nos observaban con esa mirada analitica de los indues que parece que te sacaran una radiografia de tu vida al instante. Alli estuvimos visitando monasterios, templos, observando las actividades contemplativas, intelectuales y devotas de la mayoria de su poblacion. Visitamos entre otras cosas, el templo dorado dorado, con tres Budas de 18 mts. de altura, cubiertos de oro, dentro de templo cuyas paredes estan completamente cubiertas de murales con escenas de la vida de buda y sus maestros precedentes mas sabios.

Al dejar los asentamientos nos dirigimos a Madikeri, una ciudad compuesta de 7 colinas (como Lisboa!, pense) donde esa noche empezaba un festival para celebrar la cosecha del arroz, por la casta de los Kodava, una especie de navidad, donde sus miembros varones se visten con grandes trajes, turbantes y joyas de colores y empunan sus armas y cuhillos, y las mujeres se atabian de sus mejores saris (vestidos), joyas y flores y despues de reunirse en un establecimiento para saludarse y convidarse con un puding echo a base de bananas y harina de arroz (que a Hacchi le sento como el culo) salieron en procesion por toda la ciudad (ahi nosotros rompimos filas y nos fuimos a cenar).

Al dejar Madikeri nuestro proximo destino (solo por conexion) fue Mangalore, otra gran ciudad de corte europeo, carisima situada en la costa Occidental india, aali nos agarro el ataque de capitalismo y nos metimos en Shopping center, de compras, ademas de degustar un espumeante Cappuccino al mejor estilo italiano. Esa misma noche partimos con direccion a Kerala (ya sur de India) mas concretamente a Allepey, desde donde se origiban las backwaters (el motivo de nuestro desplazamiento) son pequenos canales de agua a modo de calles, prodrian imaginarse una venecia con un sol despampanante, reemplazar a una gondola por una canoa con techo, y a los grandes palacetes por cocoteros y modestas casitas de pescadores y aldeanos. Finalmente ayer llegamos a Fort Kochin, una aldea donde se concentra todo el exceptisismo indu, tan crsitiano como judio, musulman, budista e indu. Absolutamente todas las religiones conviven en este lugar en paz y tolerancia comun. Se trata de un lugar muy pintoresco con casas e iglesias de tipo colobial portugues, holandes e ingles, ademas de su sinagoga y sus mezquitas… Una costanera surcada por redes chinas, grandes mecanismos hidraulicos con contrapesos de donde se extrae el pescado fresco que al momento te venden los pescadores y te lo cocinan los chiringuitos dispuestos en la misma costa.
Bueno, ya manana nos marchamos, no visitaremos mas lugares pero si podermos contarles mil anecdotas e impresiones, ademas de las cientos de fotos y videos que nos acompanan como recuerdo e ilustracion de este viaje.

Los quiero mucho y espero verlos pronto a todos! Muchos besos de mi compi y mios!!!

Laura

Esta entrada fue publicada en Todos los comentarios. Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a Crónicas de la India (Ep. Final)

  1. erikjanb dijo:

    A pesar de que ho habeis tenido casi tiempo para meditar tengo la impresion de que habeis despertado en vuestro encuentro con la India.
    Estoy seguro que todos os esperamos con los brazos abiertos !!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.