Perseguimos sueños

Una de esas tiernas historias humanas, convertida en anuncio. No deja de ser bonita, la verdad.

Esta entrada fue publicada en Todos los comentarios. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.