No sé cómo se hace lo de «leer el resto»

Asi que lo pondré aquí, si algún alma caritativa me ayuda… Bueno estoy probando esto del more, a ver si por casualidad es… ahí va…

Desde que las insignias se llaman pins, los maricones gays, las comidas
frías lunchs, y los repart

os de cine castings, este país no es el mismo:
ahora es mucho, muchísimo más moderno.

Antaño los niños leían tebeos en vez de comics, los estudiantes pegaban
posters creyendo que eran carteles, los empresarios hacían
negocios en vez de business, y los obreros, tan ordinarios ellos, sacaban la
fiambrera al mediodía en vez del tupper-ware.

Yo, en el colegio, hice aerobic muchas veces, pero, tonta de mi, creía que
hacía gimnasia. Nadie es realmente moderno si no dice cada día cien
palabras en inglés. Las cosas, en otro idioma, nos suenan mucho mejor.
¡Evidentemente! , no es lo mismo decir bacon que panceta, aunque
tengan la misma grasa, ni vestíbulo que hall, ni inconveniente que
handicap…
m
Desde ese punto de vista, los españoles somos modernísimos. Ya
no decimos bizcocho, sino plum-cake, ni tenemos sentimientos, sino feelings.

Sacamos tickets, compramos compacs, comemos sandwiches, vamos al pub,
practicamos el rappel y el raffting , en lugar de acampar hacemos
camping y, cuando vienen los fríos, nos limpiamos los mocos con kleenex.
Esos cambios de lenguaje han influido en nuestras costumbres y han mejorado
mucho nuestro aspecto. Las mujeres no usan medias, sino panties y
los hombres no utilizan calzoncillos, sino slips, y después de afeitarse se
echan after shave, que deja la cara mucho más fresca que el tónico.

El español moderno ya no corre, porque correr es de cobardes, pero hace
footing; no estudia, pero hace masters y nunca consigue aparcar
pero siempre encuentra un parking.
El mercado ahora es el marketing; el autoservicio, el self-service;
el escalafón, el ranking y el representante, el manager. Los importantes son
vips, los auriculares walkman, los puestos de venta stands, los ejecutivos
yuppies; las niñeras baby-sitters, y hasta nannies, cuando el hablante
moderno es, además, un pijo irredento.

En la oficina, el jefe esta siempre en meetings o brain storms, casi siempre
con la public-relations, mientras la assistant envía mailings y organiza
trainings; luego se irá al gimnasio a hacer gim-jazz, y se encontrará con
todas las de la jet, que vienen de hacerse liftings, y con alguna
top-model amante del yoghurt light y el body-fitness.

El arcaico aperitivo ha dado paso a los cocktails, donde se jartan a bitter
y a roast-beef que, aunque parezca lo mismo, engorda mucho menos
que la carne.

Ustedes, sin ir más lejos trabajan en un magazine, no en un programa.
En la tele, cuando el presentador dice varias veces la palabra O.K. y
baila como un trompo por el escenario la cosa se llama show, bien
distinto, como saben ustedes, del anticuado espectáculo; si el show es heavy es
que contiene carnaza y si es reality parece el difunto diario El Caso, pero en
moderno.

Entre medias, por supuesto, ya no ponen anuncios, sino spots que,
aparte de ser mejores, te permiten hacer zapping.

Estas cosas enriquecen mucho.

Para ser ricos del todo, y quitarnos el complejo tercermundista
que tuvimos en otros tiempos, solo nos queda decir con acento americano
la única palabra que el español ha exportado al mundo: la palabra «SIESTA.»

Espero que os haya gustado… yo antes de leerlo no sabía si
tenía stress o es que estaba hasta los cojones.

Esta entrada fue publicada en Todos los comentarios. Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a No sé cómo se hace lo de «leer el resto»

  1. raquel dijo:

    Ha funcionado!!! 😀

  2. Krasty dijo:

    OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOLLLLLLLEE!!!!!!!!!

  3. Fatima dijo:

    buenisisissisimo!! es apabullante!!!

  4. antoniopoulus dijo:




    joer con la Raquel!! menuda inspiracion que has traido de Menorca!! Sera la rica pomada que aumenta la creatividad literaria??…. Pues tu te debiste tomar por lo menos 5 botellas!!! jajaja!!

    Muy bueno el post, y una verdad como un templo. Putos americanos!!!!

  5. POLLO dijo:

    Bien Rachel !! digo…Raquel!!!

  6. Vicky dijo:

    me hice un minibreak para leer tu message, que gracioso!
    ahora seguro me voy dormir una si-es-ta!
    bye bye!!

  7. raquel dijo:

    A mi me parece muy triste, y a la vez me pone de muy mala hostia.

  8. paola dijo:

    pues tienes razon rakelu en ponerte triste por este asunto, parece mentira que siendo España, la madre patria de los latinoamericanos y del castellano, (o español como dicen en mi pais) se esté americanizando de esa manera.
    No deberiamos permitir que nuestra lengua se aminore frente al anglosajismo, de verdad les digo que NO seremos mas «cool» ni mejores por hablar de esta manera, deberiamos reflexionar al respecto y tratar de rescatar nuestros terminos castizos…
    yo, por ejemplo, lo hago tanto, que hay veces que no me entienden las personas que no son compatriotas… es lo que tiene!!!

  9. Fatima dijo:

    Esto es como el afrancesamiento que hubo «nespaña» (contracción castellana de creación propia inspirada en la fonetica populá!)en los tiempos del imperio napoleónico…un «esnobismo» (palabro de inspiración anglosajona del que solo encentro equivalente en «cursilada»)es triste que el lenguaje de un «imperio» vaya «imponiendose» para hacer perder la autenticidad de una lengua…a mi me parece sobre todo cursi o ridiculo abusar de estos neologismos, si nos para utilizar un termino del que no encontamos equivalente en nuestra lengua…sin embargo el espanglish lo llego a encontrar divertido…solo pa jugar, para hablar bien hay tantas palabras nuestras, y tan buenas que se perderán por que no se utilizan!

  10. waldito dijo:

    pos menos mal, si, que encontraste el boton del more… juer vaya peaso copypaste. Además de verdá!

  11. Krasty dijo:

    Lo mismo pasa en EEUU con nuestro querido castellano, no es dificil encontrar un parking donde haya un letrero que rece «no smoking por favor», cosas de la gloooobalizacion!!!!

  12. Mr.L dijo:

    Bueno, les guste o no, todo tiende a que los idiomas se unifiquen, cuanto más progresan los medios de comunicación más mezcla de idiomas hay. En la antiguedad las lenguas se diversificaban y aparecian dialectos e idiomas nuevos a medida que el hombre conquistaba nuevas tierras, ahora el proceso es inverso y las lenguas se unifican.

  13. Fatima dijo:

    Si, es inevitable, con la globalización: emigración, medios de comunicación etc, pero no deja de ser triste que se tengan que perder tantas palabras propias por falta de uso…en fin.

  14. Jesuke dijo:

    la verdad es que en algunos casos da ganas de agarrar un pañuelo de papel (aunque kleenex el el nombre de la marca. En mallorkín sería algo como nasnet®, jejejjeje ) pa enjuagarse las lágrimas cuando oyes palabras como «resources». Y es que se puede ser freak o cool sin dejar de usar bien los recursos lingüísticos y aceptando que somos unos putos raros o más pijos que la Leti, que intentamos ponernos etiketas que no kedan mu claras o que están de moda (apliquesé a cada caso)para poder identificarnos con un grupo sin sentir vergüenza o para que no nos confundan con el otro menos enrollado y elitista que el nuestro. Y es que no son sólo palabras, no es una cuestión de ser más o menos nacionalista o patriota. Tampoco pasa por defender la integridad o pureza de de nuestra lengua, porque si fuese así seguiríamos hablando el uga uga, nuestra lengua es posiblemente la más compleja gramaticalmente hablando y eso no se ha conseguido siendo puritanos…
    En el fondo el uso de anglicismos, Italianismos, y demás ismos lingüísticos no es más que el fruto del entorno social en el que nos desenvolvemos, de una necesidad de sentirse integrado en un grupo, o una mera influencia de la inmigración. Al segundo caso lo considero una simple y natural adaptación, una fusión cultural. Pero al primero no puedo darle otro apelativo que el de enfermedad social.
    De todas máneras sí es cierto que deveríamos evitar usar tanto en un caso como en el otro todos aquellos términos que no sean pura y estríctamente imprescindibles, y aprovecharnos sólo de aquellos que enriquecen nuestra lengua o nos recuérdan vocablos que evitarán la decadencia de una lengua tan rica como la Castellana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.