Tu parte

no es el comienzo de hora2, que deje por que se estaba poniendo tan aburrido como mi vida en otoño, pero quien sabe quizas es el comienzo de algo :
– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –
Otro dia sin ganas de trabajo dedicado al ocio. Al fin tengo compañero de piso, un pintor Austriaco que se queda unos meses en Palma, con el fin de contaminar mi piso con sus cigarrillos y exponer sus cuadros. Por suerte el se ira de viaje en diciembre por dos semanas y yo me ire los primeros dias de enero a respirar Buenos Aires. Cojo los patines luego del cafe de rutina que va sin leche ya que esta todo cerrado desde el puto sabado. Y ahi viene la sorpresa de la mañana, ya en paseo maritimo y sobre ruedas, mientras el sol comienza a calentar un poco la mañana de lunes. Un culo.
Un culo de esos acojonantes, de esos en apretados minishorts, blancos y con el sol marcando esas curvas femeninas tan codiciadas. Y lo persigo. Y lo miro de cerca, de mas lejos, trato de olerlo, de sentirlo. Lo imagino como dos lunas blancas, resbalosas, escapandose de mis manos en los filos de la noche.
Y despues de perseguirlo por media hora, y comprobar que la dueña disfrutaba de su soledad y no parecia tan interesada por su culo como yo lo estaba, la dejo pasar. Sudando minutos despues pienso que su culete no podia ser el único objeto bello de la mañana y que debia haber mas. Llego a casa para comprobar que no hay mucho mas y que la nevera tiene solo hielos y un huevo. Preparo una china. Me siento en el inodoro y mientras que hago anillos humo me doy cuenta de algo terrible. Espantoso.
No hay mas papel. Nada de papel. Ni una puta biblia, ni un klinex, ni nada. Pienso que la anecdota puede ser que el culo en realidad no tenia demasiado interes y que hubiera sido mas útil el sabado por la mañana haciendome acordar de comprar el puto papel del vater.
– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –
Como ven mi mañana de lunes ha comenzado un poco temperamental.

Acerca de Martin

Soy Argentino, trabajo mucho, duermo poco, nací en Buenos Aires y vivo en Berlin. Mallorca es mi segunda casa donde vive mi amigo el Waldo.
Esta entrada fue publicada en Todos los comentarios. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Tu parte

  1. edu dijo:

    cuando no hay papel hazte el moro!! usa la mano luego la hueles y te la lavas!!

    ajaja si kieres lo de olerla te lo saltas ;D

  2. martin dijo:

    veo que este post se esta poniendo algo escatologico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.