CUOTAS

Hablando de lo del otro dia, he encontrado aqui una noticia interesante. Habla sobre el tema de si las cuotas de mujeres si o no y aclara algunas cositas.
Que no se entienda que esto es apologia de las cuotas. He resaltado en negrita para que se vea claro, que halaga su existencia por un lado, pero por otro, hace ver sus aspectos negativos…Como se podrá ver, trata de ser objetiva sobre esto y creo que lo consigue.

Así que me parece que si este temita tanta polemica crea, bien vale echarse una leidita del texto 😉

» Cuotas para mujeres: ¿sí o no?
ERIKA CASAJOANA – 14/03/2006 – 07.45 horas
Bruselas

El consejo de ministros español aprobó días antes de la celebración del Día Internacional de la Mujer el pasado 8 de marzo el anteproyecto de ley orgánica de igualdad, con el fin de acabar con la discriminación de la mujer y conseguir la igualdad real de sexos.

El anteproyecto establece una cuota mínima del 40% de cada sexo en las listas electorales y órganos de la Administración, e incentivará asimismo la hasta ahora testimonial presencia femenina en los consejos de administración de las empresas privadas. El ministro de Trabajo Jesús Caldera ha declarado que si por las buenas las empresas no mejoran en este sentido, la ley se endurecerá por la vía imperativa.

Los objetivos de la ley son loables, pero es ilusorio para cualquier gobierno pensar que puede deshacer milenios de discriminación de la mujer en la esfera pública a golpe de leyes y multas, y más discriminación –esta vez contra los hombres.

En la antigua Grecia, las mujeres pasaban su tiempo recluidas en el gineceo, la parte más remota y privada de la casa donde sólo tenían acceso los hombres del círculo familiar. Por contra, la zona masculina por excelencia, el andrós, constituía el espacio de representación, hospitalidad y grandeza. Huelga recordar que la mujer no era ciudadana y por tanto carecía de derechos políticos.

La purdah, palabra en hindi y urdu que viene del persa y significa pantalla o velo, es una tradición del subcontinente indio y Oriente Medio que exige apartar a la mujer de la vista pública no sólo con sus vestidos, sino también con cortinas y paredes. Fue adoptada por el Islam, aunque su origen es muy anterior, en la antigua Babilonia.

La mujer sólo consiguió plenos derechos políticos en el S. XX, y aún hay países donde no puede votar, como Arabia Saudí y Kuwait.

Las cuotas han demostrado ser el método más eficaz para romper las barreras a la participación femenina en política y conseguir la “masa crítica” de un tercio o más de mujeres en los órganos representativos que Naciones Unidas recomienda para incidir en las estructuras de poder y cambiar las percepciones de rol tradicionales. Las cuotas se están extendiendo cada vez más, sobretodo en África y América Latina.

Gracias a las cuotas, niñas, niños y adultos de ambos sexos aprenden a ver con naturalidad a mujeres en posiciones de liderazgo, y a respetarlas. Una masa crítica de féminas establece sus propias redes de contactos y apoyo mutuo, instrumentos determinantes de progreso profesional que solían ser exclusivamente masculinos. Lo mejor, con todo, es la mejora en el gobierno, ya que las mujeres tienden a priorizar temas comunitarios como la salud y la educación, y su estilo de gestión tiende a ser más consensual. Además, un poder equilibrado entre hombres y mujeres representa mejor a la sociedad a la que sirve.

Pero como toda distorsión que limita la libertad de elegir, las cuotas tienen un coste.

Para empezar, hecha la ley hecha la trampa. India exige que un 30% de los representantes en los concilios locales sean mujeres. Muchos maridos usurpan el escaño de sus esposas, quienes sólo son llamadas para firmar. En nuestras latitudes se usa más sutileza, pero también hay candidatas teledirigidas por el aparato de los partidos para cubrir el expediente. Éstas perjudican la legitimidad de todas sus colegas.

Más grave es la injusticia que una cuota del 40% en una lista electoral impone en un partido político donde las afiliadas son alrededor del 20%. Ellas tendrán un 266% más de posibilidades de acceder que ellos.

Las cuotas aumentan el reclutamiento sobretodo de mujeres de clase alta, que pueden delegar obligaciones familiares para seguir los tremendos horarios de la política. ¿Es deseable incentivar la substitución de hombres de clase media por mujeres de clase alta?

José Luis Rodríguez Zapatero y su homólogo sueco Göran Persson propondrán un Pacto por la Igualdad en la próxima cumbre de la Unión Europea en Bruselas los 23 y 24 de marzo.

Toda iniciativa pública es bienvenida, aunque el verdadero cambio llegará cuando en nuestras familias los hombres compartan las tareas domésticas en igualdad, y cuando nuestras hijas dejen de temer que los prejuicios frenarán su ambición. Debemos aspirar a eliminar las cuotas por superfluas.
Erika Casajoana
Consultora política»

Esta entrada fue publicada en Todos los comentarios. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a CUOTAS

  1. miquel dijo:

    La impòsición de cuotas como muchas otras intervenciones Estatales carecen de sentido común y ya no digamos de sentido económico. Supongo que esa decisión persigue un alarde progresista.
    A mi no me convence que para luchar contra lo que los políticos llaman «discriminación» (no es más que diferentes modelos de organización familiar, en la mayoria de casos), tomen como herramienta principal la introducción de más discriminación y está del peor tipo, ya que no solo enfrenta a los distintos géneros sino que tambien crea desequilibrios de clases.
    Ya me diras que tiene eso de progresista.
    Papa Zapatero prefiere decir que es un problema de discriminación social y pretende introducir a «determinadas» mujeres en el mercado laboral por cojon…., digo por consenso.
    El mercado (laboral) es soberano y no se deberia intervenir de esa manera.
    Lo que deberia hacer es introducir medidas para que la mujer resulte mas productiva, como reducir la aportación a la SS, pero claro eso supondria menor recaudación via impuestos y es mejor que el coste lo soporten los empresarios.
    Sinceramente si fuese mujer me sentiria insultada, no se pretende que la mujer consiga su incorporación en el mercado laboral gracias a su valia, se pretende que sea por imposición.
    El establecimiento del cupo no es necesario, si una mujer es mas productiva que un hombre el empresario la contratará, simplemente hay que luchar por que así sea.
    Un petonet

  2. Fatima dijo:

    ei ke paxa…cuanto tiempo.

    bien, lo que tu llamas «…lo que los políticos llaman “discriminación” (no es más que diferentes modelos de organización familiar, en la mayoria de casos)» yo añadiria «discriminatorio.

    pero bueno, yo estoy completamente de acuerdo con que lo de las cuotas habría de ser solamente una medida temporal, con vistas a ir erradicandose a medida que la discriminación maxista lo fuera haciendo también. Si que suena intervencionista y parece ser no demasiado progresista en realidad, pero aunque no es el mejor medio, creo que persiguen un buen fin, para mi lo que ha dado en el clavo es esto que dice el texto y que he subrrayado en negrita. «Toda iniciativa pública es bienvenida, aunque el verdadero cambio llegará cuando en nuestras familias los hombres compartan las tareas domésticas en igualdad, y cuando nuestras hijas dejen de temer que los prejuicios frenarán su ambición. Debemos aspirar a eliminar las cuotas por superfluas». Me parece que igualmente que hacen lo posible por difundir sexismo y violencia por los medios, por que no difundir valores de igualdad y solidaridad, ahi si que estarían actuando bien…y en la educación la cosa está un poco mejor, pero no vale eso de meter por un sitio pa ir kitando por el otro, tendría que haber mas coherencia, digo yo.

    SI Capi si, a mi me insulta que me cojan en un curro por mi jeta, por ser xica (eso aún no ma pasao, que yo sepa) por que quiero que se me valore por mis aptitudes…como tambien me insulta que no me cojan por ser mujer y lo que es mucho peor, que me cojan por ser mujer, por que van a poder pagarme impunemente una media del 40% menos. Te debe haber espantado eso de que: «donde las afiliadas son alrededor del 20%. Ellas tendrán un 266% más de posibilidades de acceder que ellos.» joer! 266%!! que cara!! pues igualmente espantoso es que sean solo un 20%!!! solo!!

    en fin, que en algunas cosas veo que podríamos estar de acuerdo, pero en otras: n-u-n-c-a, asinkeeeeee no le voy a dar mas vueltas ya, ke lo tengo to bastante clarito.

    PD: que pasa con las cuotas para minusvalidos e inmigrantes!? se lo merecen o no? eso me discrimina a mi!?
    mira si hay temitas pa relativizar los puntos de vista!! jejeeee

  3. miquel dijo:

    Fatima quede claro que cada persona es libre de elegir con quien establece un vinculo, eso implica que si escoge una pareja que la discrimina y ella lo consiente, supongo que la responsabilidad será de ella. ¿NO?.
    A ver si establecen tambien el 40% obligatorio en sectores como la mineria, metalurgia, pesca, astilleros, etc.. jejejejeje me iva yo a reir!!!!

  4. Fatima dijo:

    eso eso!!!! amos a dejar que todo esté igual, manke sea na mielda!!

    buf! yoyacabao! ya no tengo mas ke desir…tengo casi un 40% menos de ganas de hablar d esto, ya me ocupare de invertir el 100% de mi interés cuando valga la pena…

    arrumacusss!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.