CRONİCAS DEL VİAJERO İDİOTA. Turquia: Consejos practicos y dudas sin resolver

Estoy contento. Llevo más de un mes sin ponerme malo, atrás quedó ese mal trago por el que tuve que pasar en Creta (menos mal que mi buena amiga Patricia, me ayudó a superarlo echándose a sus espaldas la mayor parte de curro). He recuperado los 7 kilos que perdí, a golpe de desayuno inglés y cuatro comidas al día de tres platos cada una. Incluso estoy empezando a echar barriga alemana (sorry for the expression, Mathias!) y me han salido mofletes rosados en las mejillas (no es coña). Joder! Esto parece el diario de un enfermo de Hepatitis B!! Como diría el cordobés: cambio de tercio.

Creo, amigos, que el descubrimiento de este nuevo país merece un segundo capítulo en este cuaderno de viaje. En algo más de un mes lo he visitado 3 veces y sinceramente ya he perdido la cuenta de las veces que me han confundido con un turco o me han dicho que soy igualico que ellos. Lo quiera o no, parece que he encontrado aquí mi segunda patria, mis orígenes genéticos o raciales. Habrá que admitirlo, soy una especie de turco nacido en España, un turco bastardo! Pero no os penséis que lo tomo como un agravio, ni mucho menos! Los turcos son muy parecidos a los españoles, mucho más que los italianos o los griegos, diría yo. Los hay de aspecto tan latino como Pipe o el Pollo y también de rasgos más guirufetes como el Erik o Waldo. Sin embargo en algo nos distinguimos; es realmente curioso la cantidad de personas en este país con los ojos verdes; unos enormes ojos de un color verde esmeralda realmente bonito. No os quiero ni contar el efecto que producen esos ojitos de sirena del Pacífico en los morenos rostros de las mujeres de aquí. Seguro que ya os estáis haciendo una idea, verdad? Cuando te las quedas mirando, te entra la flojera en las piernas y un tick en el ojo izquierdo y uno piensa que padece un caso de parkinson precoz en todo el cuerpo, pero…. va a ser que no. Así que mucho cuidadín con los turcos, que cuando se les abran las fronteras de europa y digan de venir a España, las vamos a pasar canutas para encontrar pareja; nos llevaremos el UNO a la discoteca, por hacer algo, digo yo. Ya veréis, ya…

Ahora, y para darle un carácter didáctico a esta crónica, me gustaría comentaros un par de cosillas por si algún día decidieseis pasaros por aquí:

Si llegáis en avión, aseguraros que vuestro pasaporte esté en perfecto estado. Lo digo porque el mío tiene el forro de plástico un poco despegado y cada vez que aterrizo, me paran, miran el pasaporte, me miran a mí, otra vez al pasaporte, lo voltean, lo tocan, lo pasan por los rayos ultravioleta y finalmente después de 5 minutos y de haber formado una cola detrás de mí de 20 personas, acabo en el retén de la policía aeroportuaria, en donde vuelven a mirar y remirar hasta que finalmente me dicen que tengo que pagar 10 euros para poder entrar al país. Cuando les pregunto por qué, me dicen 10 euros o… y me señalan el avión de la Lufthansa que va directo a Berlin. Vale! Pues habrá que pagar. Eso es lo que se llama agilizar un trámite burocrático. Y de eso aqui saben un rato…

Si efectuáis vuestra entrada al país en barco, como acabo de hacer yo hoy mismo, desde Kos, os cogerán el pasaporte al embarcar, después a la llegada a puerto tenéis que buscar a la empleada que se encarga de devolverlos una vez sellados; es una chica con vaqueros y chanclas de la playa que lleva una camiseta naranja de Picachu y va preguntando por el muelle – You passport, yes?? You passport?? Ok! You wait five minutes, ok?! Solo sabe decir eso. No confundir con la chica de la camiseta rosa de Las Supernenas, ésta es la encargada de las tarjetas de embarque. Ya veis que aquí en Turquía ahorran en uniformes de lo lindo! Cuando llego al puerto hay un chico, de mi edad o algo más joven quizá que es el chofer del hotel al que tengo que ir y que viene a recogerme. Se llama Gurkan y sí, lo habéis adivinado, ni papa de inglés. Es un tío muy majo, pero yo en turco solo sé decir – buenos días, buenas tardes, cómo estás, gracias, maricón, cuanta puta! Y que te follen! Con este vocabulario la conversación no es tan rica y fluida como uno desearía que fuese y se limita básicamente a que yo abro la boca y el se parte el culo. A los cinco minutos, la situación ya pierde su gracia, entonces yo le señalo mi reloj y le digo, sacando los dedos – one?? Two hours?? – Él, agita la palma de la mano y ladeando un poco la cabeza, dice – Tri!-. Yo asiento con la mia y acto seguido, me quedo sobando todo el resto del viaje. Como veis, es una relación laboral de lo más curiosa. Lo mejor de todo es que el trayecto desde su hotel (en Marmaris) al otro de Iberostar (en Alanis) es de 7 horas y media. Medio trayecto lo hago con Gurkan; luego él queda en una rotonda con el chofer del otro hotel con el que realizo la otra mitad hasta el destino final. Se llama Hali, este por lo menos lleva 3 meses de cursillo de inglés (algo es algo) y es el que me está «enseñando» turco. Estoy impaciente por recibir la próxima lección…

Una vez situados en vuestro destino, si estáis en una ciudad y queréis coger un bus para regresar al hotel, no perdáis el tiempo buscando la parada. No por nada en especial sino porque simplemente no existe. Para coger el bus en Turquía, basta con levantar la mano cuando veáis uno que pasa por vuestro lado y el conductor frenará inmediatamente para recogeros. La pregunta que habría que hacerse es la siguiente: Porqué hay taxis en Turquía?? Y es más: Por qué la gente paga por un taxi en Turquía?? Absurdo teniendo autobuses que se paran y te cogen allá donde estés!!… Si el conductor es simpático y le caes bien puede que hasta pase olímpicamente de su ruta y te deje en el lugar donde le has dicho que te dirigías, ante el desconcierto, asombro y perplejidad del pasaje británico y alemán principalmente. Gracias a mis rasgos turcos me libro de que me guanteen, deben pensar: «Bueno como es turco, le dan un trato especial». Y de alguna forma me perdonan ese pequeño privilegio y al chofer su falta de profesionalidad.

Si vais a una discoteca, y esto más que un consejo es una orden, engancharos al primer animador o animadora del hotel que pilléis para iros juntos. La razón es muy sencilla: no pagaréis taxi, ni bus (los turcos no pagan) y cuando lleguéis a la discoteca le pedís al animador la bebida; os invitará a varias rondas (ellos tienen precios especiales y a veces tampoco pagan – joder! Yo de mayor quiero ser turco) y cuando tengáis que pagar serán 3 o 4 euros la copa – en discoteca!! No hagáis como el tito Antoniopoulus que se quiso hacer el simpático invitando a un vodka naranja a una chica y 4 chupitos para las amigas y le clavaron (agarraros) la friolera (agarraros bien, coño!) de 34 euros!!!!! Eso sí que es una clavada y no lo de Jesu Cristo!!!!
Menos mal que iba con un poco de cebollazo y en ese estado parece que duele algo menos la estacada. Eso sí, a la mañana siguiente me levanté de la cama al grito de «noooooooo!!!!!» y empapado en sudor. Bueno, como diria nuestro querido y apreciado amigo Waldo, son los gajes del viajero idiota… (ya tendremos una charla tu y yo cuando vuelva…)

Y hablando de viajes y de taxis, esta vez no tuve demasiados problemas para coger el barquito en el puerto de Estambul; nada de mímica, ni Titanic, ni gritos, nada. El taxista, ni papa de inglés (para variar), pero tenía un móvil conectado con la central. Nada más subir al taxi, llama a su jefe y me pasa el móvil, yo le digo a dónde quiero ir y le devuelvo el móvil al taxista. Unos cuantos «asereje a deje dejeredume jere asemiunoba» de conversación más tarde y el taxista sabe perfectamente su destino (por cierto, les encanta esa canción, por qué será? Esa y la de «daleeee, dale con daleee para que se muevan las dalee…..» son los números uno aquí!!). así que mi siguiente recomendación es que si cogéis un taxi en Estambul – preciosa capital- no preguntéis al taxista si habla inglés, eso es perder el tiempo ya sabéis la respuesta, preguntarle si tiene móvil en el taxi, y entonces os llevará a donde le pidáis. De la tarifa ni hablamos, te sablean cual cerdo en el matadero. El primer trayecto aeropuerto-puerto (valga la redundancia), 16 euros. El segundo, 27; y el tercero?… Resignación amigos.

Otra cosa a tener en cuenta, y ya para terminar, son los idiomas, el inglés para ser exacto. Porque si tenéis un acento inglés de la Oxford Academy of Philosophy and Resources University on the rocks, y no queréis perderlo, ni se os ocurra acercaros por aquí!! Con lo mal y lo poco que hablan inglés, al final acabas tú hablando como ellos para que te entiendan. Yo ahora por ejemplo no digo: «verrry gooood» no. Ahora digo: «beri gut» y no sé por qué he cogido la puta manía de acabar las frases diciendo «my frend». Beri gut my frend! It’s ok, my frend. Bye bye my frend! Joooder! 5 años de clases de inglés en colegio privado para acabar en tres semanas hablando como Apu, el encargado del badulake de los Simpsons! Anda que no tiene cojones la cosa, eh?!!! No reíros que a mí no me hace ni puta gracia. A ver dónde entrego el curriculum cuando llegue a Palma para buscar trabajo, en el kebap de Plaza España?? Que no os riáis, jodeeeer!!!

Y ahora me gustaria dejaros un par de links para que veáis lo bien que se lo tienen montado aquí en cuestión de hotelitos. Son bastante más económicos en comparación con el resto de europa y por eso lo mismo a alguien le apetece pasarse por aquí y vivir unos días de ensueño con su calamar, y a cuerpo de rey!!!!

http://www.concordehotel.com.tr/

http://www.titanic.com.tr

Nos vemos chicos! Os echo de menos.

Esta entrada fue publicada en Todos los comentarios. Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a CRONİCAS DEL VİAJERO İDİOTA. Turquia: Consejos practicos y dudas sin resolver

  1. MARIA dijo:

    🙂 me encantan tus historias antonio….es inevitable no reirse con tus anecdotas…sos un excelente narrador… te mando un beso…cuidate!

  2. erikjanb dijo:

    esta vez asi grata la lectura. Seguro que en tus aventuras no te queda mas remidio que ser comprensivo

  3. paola dijo:

    pues antonio me alegro mucho que esta vez todo haya salido bien, como te dije la ultima vez, es como estar viendo una peli o leer un libro, porque usas una narrativa descriptiva que me encanta, es mas, lo confieso, (estoy enganchada a tus cronicas de viaje…) jejeje

    te envio un beso mu grande y sigue contándonos tus aventuras!!!

  4. raquel dijo:

    Que no me ría? o my frend!!! con esas historias es inevitable, my frend!!! jajajajajaja!!! ay, no, que la palabra es… idiota??? un besazo, guapo, tengo ganas de que nos cuentes tooodas tus historias en vivo y en directo, my frend!!!

  5. Ylnis dijo:

    Trankiii Antoniopoulus!!!, Sino encuentras curro en el kebap de P,España o cualquier otro de la isla, ya puedes ir pensando en hace un par de llamadas a Editoriales, creo que no tendrías muchos problemas para editar tus historias a modo de Información Básica y Práctica para viajeros despistaos. Te aseguro ke si algun día tengo la posibilidad de viajar por esos lares, consultaré primero tus post antes de coge el avión.Beri gut tu narrativa y tus consejos.!Zankiu mai frend!, Besos.Muaks.

  6. Magda dijo:

    Nosotros también te echamos de menos guapeton!!

    Me alegro de que estés mejor, y de que te esté gustando tanto… En fin, lo del idioma es lo de menos, vuelves a la academia y «ya ta'»

    Mil besos Muaks, Muaks, Muaks, Muaks, Muaks (etc)

  7. waldito dijo:

    Joeeer. Antonio.. jajajaAJAJAJA con todah ezah metiditas de Pata y todos esos encontronassos con la realidá, vas a venir aquí no sólo hecho un sibarita Hotelero al más puro estilo Mr.L, sino que además, de perro viejo. No veas como aprende uno por aquellos lares.. Sabes cuál es el consuelo? que algún día me llevarás por turquia y te las sabrás todas. Compañero de viaje como tú, ahora mismo no creo que haya ^_^

    Tío! aquí, ya habrás visto las fotos, sufriendo, sufriendo.. tú ya sabes que es eso del QMSVEM, este verano no puede ser menos.

    Ahora estamos preparando la fiestuqui de Martita y Paola. Otra que lamentablemente te vas a perder tb. no te preocupes, tenemos una reservada para tu regreso.

    Un Abrasso, mamonsete. Esa bitácora de viaje que tanto mola! ole ole y OLE!

  8. Fatima dijo:

    Antonio…un cronista de primera! lo de escribir no se te da nada mal, ahi intercalando los consejos prácticos con anécdotas que no tienen desperdicio…vamos que si te podían fichar para un programita por tv de viajes por el mediterraneo montando los guiones y de actor además escenificando las situaciones, nos lo íbamos a pasar pipa!!:…el autobus que para allá donde te pille (flipante, eso me dejó a cuadros!!)…la cara que se te puso cuando te clavaron por el cubatita y los xupitos…los frikis de la aduana con camisetas de las tanga girls…y lo bien que se vive de encuestador de calidad en los mejores hoteles del pais!!, todo eso aderezao con la muletilla my frend en cada frase, jajajaaa.

    Nosotoros nos acordamos de ti y esperamos ansiosos al viajero errante que tas hecho (errante pero de lujo!)

    besitos

  9. antonio dijo:

    Vaya! parece que os ha hecho especial gracia lo de «my frend»… a mi ni puta gracia y espera que se entere mi madre que me hara devolverle las pelas de todas las matriculas de la escuela oficial de idiomas!!! Seguire el consejo de Magda y me apuntaré a clases cuando llegue (y se me baje un poco el moreno). Un abrazooooooo

  10. raquel dijo:

    si, my frend! prepárate cuando vuelvas a palma, my frend!!!;-)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.